Body Balance: equilibrio cuerpo-mente en un solo ejercicio

13 February 2018

Body Balance, entrenamiento que trabaja la flexibilidad, la fuerza y el bienestar general gracias al Yoga, Tai Chi y Pilates. Unos ejercicios orientales que mejoran la tonificación muscular, estiramientos, equilibrios, corrección postural y relajación en una misma sesión. Por tanto, combina el trabajo físico y mental al mismo tiempo.

Está destinado, principalmente, a aquellos que quieren entrenar de manera suave, a aquellos que buscan el equilibrio cuerpo-mente de una forma efectiva. El Body Balance es la mejor experiencia. De hecho, todas las personas pueden practicarlo sin haber practicado Yoga o Tai Chi previamente. Incluso, personas mayores y embarazadas. Eso sí, si eres principiante comienza con sesiones sencillas y en unos tres meses notarás un gran avance en tu físico y en tu técnica.

¿Cómo son sus clases?

 

Son toda una experiencia para los alumnos. En cada clase de Body Balance se realizan movimientos de manera coreografiada junto a una música seleccionada especialmente para cada parte de la sesión. Además, sus ejercicios como los abdominales de Pilates, trabajo de piernas, calentamientos de Tai Chi, etc… están pensados para ser efectivos e ir avanzando en su dificultad. Es más, asistiendo tres veces por semana conseguirás mejorar rápidamente.

Ten en cuenta que para practicar este deporte debes usar ropa cómoda, ligera y transpirable, que también permita moverte bien. Sin duda, algunos modelos adecuados para el Body Balance son el Active D+ Classic Support, para tallas grandes, y el Active Zipped Plunge, con espalda cruzada. Ambos ideales para ejercicios en el suelo como puede darse en alguna parte de la clase de Body Balance.

El Body Balance presenta una serie de beneficios que ayudan de forma significativa a nuestro cuerpo:

  • Quema calorías: durante un ejercicio intenso de Body Balance se pueden perder entorno a 800 calorías. Eso sí, en una sesión más relajada se reducen a la mitad. Sea como sea, este deporte también ayuda a perder peso, y lo más importante, a mantenerse en forma.
  • Mejora las posturas corporales: este ejercicio nos ayudará a conseguir y mantener la postura corporal correcta. Y así, evitar daños y lesiones en la rutina diaria o durante la sesión deportiva.
  • Disminuye el estrés: las técnicas orientales proporcionan relajación.
  • Tonifica los músculos: principalmente, se centra en la espalda y en el recto abdominal, aunque también trabaja todo el cuerpo gracias a la combinación de las tres disciplinas.
  • Mejora la flexibilidad y el equilibrio: muy importante dentro del Body Balance. Y es que muchas posturas de Pilates, Yoga o Tai Chi necesitan de buena flexibilidad para poder realizarlas de la forma correcta, evitando lesiones. Si somos constantes, este beneficio se notará en poco tiempo.
  • Mejora la concentración: gracias a la realización de movimientos suaves se obtendrá una mayor concentración que ayudará posteriormente en la práctica de otras actividades.

Sí quieres ganar equilibrio, flexibilidad, agilidad, fuerza muscular, resistencia aeróbica, concentración corporal y mental y mantener en todo momento una adecuada postura corporal, el Body Balance es el ejercicio más completo. Y es que sobre todo, el equilibrio cuerpo-mente, es uno de los beneficios que no pueden proporcionar otras actividades físicas, pero que este deporte consigue a la perfección.

Cambia a la versión móvil