CONSEJOS PARA ELEGIR EL SUJETADOR ADECUADO

18 December 2017

Sujetador deportivo, ese concepto que olvidamos a la hora de hacer deporte y que las mujeres deberíamos tener muy en cuenta. Sin duda, una de las cosas más importantes dentro de la indumentaria para realizar deporte es un buen sujetador deportivo. De hecho, es lo primero que deberías comprarte a parte de unas buenas deportivas. Y es que no son pocas las lesiones que pueden producirse si no utilizas un sujetador adecuado. Por eso, vamos a informaros sobre cómo elegir el mejor sujetador deportivo según vuestra fisionomía y deporte.

Lo primero que tenéis que hacer es analizar el deporte que vayáis a practicar. No es lo mismo practicar running que andar, por lo que tampoco requieren los mismos modelos de sujeción. Un Shock Absorber aportará una buena sujeción y comodidad, minimizando el efecto rebote de tu pecho hasta un 78%.

También es necesario saber que los sujetadores deportivos se dividen en media-baja, media y alta intensidad para elegir correctamente.

  • Intensidad Media-Baja: Son actividades suaves y de bienestar. Pueden ser el yoga, la meditación, Body Balance, pilates… Para realizar este tipo de actividades, sólo necesitas que tu sujetador sea cómodo, flexible y con un mínimo de sujeción.
  • Intensidad Media: Caminar, ir en bici, skate, patinar… estos ejercicios requieren sujetadores con la copa adaptable a tu cuerpo y con tejido transpirable.
  • Intensidad Alta: Recoge las actividades de acondicionamiento, running, ciclismo… La espalda del sujetador debe ser cruzada y la copa debe recoger todo el seno. Debes sentir que te sujeta bien, pero no que te oprima.

Un ejemplo sería el Ultimate Run Bra  de Shock Absorber, creado especialmente para la práctica de running y otros deportes de intensidad alta. Este sujetador controla el movimiento de ocho que hacen los pechos al correr para que sea más leve. Para esto, puedes probar nuestra aplicación Bounce-O-Meter y ver el impacto de la práctica deportiva en tu pecho.

Por tanto, hay que hacer caso al tipo de sujeción. Puede ser por recogimiento o por adaptación. Siendo el primero aquel que sujeta las mamas contra la caja torácica limitando el movimiento. Mientras el segundo, por adaptación, recoge cada seno por separado. Cabe destacar que el sujetador perfecto sería la combinación de ambas sujeciones para prevenir los daños que pueda causar la práctica deportiva.

Además, aquí tiene mucho que ver la talla. De hecho, debes saber que sea cual sea tu talla, es recomendable llevar un sujetador deportivo porque el pecho se mueve igualmente al hacer ejercicio.

  • Tallas pequeñas (hasta la 90): sujetadores de recogimiento, que se adapten a la forma del cuerpo.
  • Tallas grandes (a partir de la 95): debes tener más en cuenta la adaptación de la mama.

Elijas el sujetador que elijas, lo más importante es que te sientas cómoda con él cuando lo lleves puesto al practicar deporte. ¿Quieres un consejo? Cuando ya apruebes los puntos anteriores y lo lleves puesto, da unos pequeños saltos y observa si sientes que tu pecho está realmente sujeto.

Cambia a la versión móvil