EQUITACIÓN, UN DEPORTE MUY COMPLETO

12 November 2019

Decía Helen Thompson, que montar a caballo era tomar prestada la libertad. Y es que los beneficios de ir a lomos de un caballo otorgan libertad mental y física. Hoy te contamos algunas de las ventajas de practicar la equitación.

 

  • Quema 170 calorías por hora. La actividad aeróbica vinculada a la equitación es realmente positiva. 170 calorías son las que se queman mientras paseas a caballo, pero si trotas, estás quemando 441 calorías/hora y si galopas, quemas 549 calorías/horas. Cuantos más obstáculos haya en el camino, más calorías se queman. ¿Suena bien, no?

 

  • Potencias la fuerza muscular. En ningún otro deporte, controlas a un animal más grande y fuerte que tú. Por eso, ejercitas músculos que con cualquier otra actividad no ejercitarías, sobre todo a nivel de espalda y abdominales.

 

  • Mejora la postura corporal. Al tener que ir erguida, se refuerza la colocación óptima de la espalda y los hombros.

 

  • Refuerzas tus capacidades cognitivas. ¿El motivo? Este deporte exige estrategia y lógica para poder ir controlando los movimientos de tu caballo.

 

  • Vives el momento presente. Nada como transportarte en caballo para disfrutar del presente y vivir sensaciones de una manera distinta.

 

  • Disfrutas de la naturaleza. Después de una jornada en la oficina, una opción apetecible es montar a caballo al aire libre. Una forma diferente de sentir la naturaleza.

 

CONSEJOS PARA LA PRÁCTICA DE LA EQUITACIÓN

 

  • Antes de practicar equitación, apúntate a clases para que un/a profesional puede enseñarte las nociones más básicas.

 

  • Practica un calentamiento antes de subirte al caballo para que tus músculos se vayan activando.

 

  • Usa casco en todas tus prácticas de equitación.

 

  • Sujeta tu pecho de manera correcta. El sujetador Run Bra o el Active Classic Support de Shock Absorber son perfectos para la práctica de la equitación.
Cambia a la versión móvil