¿Qué hacer para tonificar las piernas?

4 June 2018

Las piernas son una de las partes del cuerpo que se desean perfectas y tonificadas. No solo por estética, sino por algo más importante, la salud. Y es que las piernas juegan un papel fundamental en el funcionamiento del resto de nuestro cuerpo. Es necesario trabajarlas con constancia y esfuerzo.

 

Gracias a los ejercicios que, a continuación, vamos a describir, mejorarás la circulación sanguínea y linfática, además eliminarás toxinas y exceso de líquidos. Es recomendable hacer deporte al menos una hora al día, así como llevar una dieta equilibrada para que el ejercicio haga efecto.

 

Para realizar los siguientes ejercicios no necesitas ningún tipo de material, solo tu propio cuerpo y las ganas de entrenar. ¡Prepárate bien porque las sentadillas y las zancadas van a ser indispensables en estos ejercicios!

 

Rutina de ejercicios

 

  • Sentadillas: si eres de las que no va al gimnasio, este ejercicio lo puedes realizar en casa siendo uno de los mejores para tonificar las piernas. Colócate de pie con la espalda recta y las piernas separadas a la altura de los hombros. Después, flexiona las rodillas y las caderas hasta abajo de tal forma que los glúteos lleguen a tocar las pantorrillas.Consejo: El peso debe estar en los talones y la rodilla nunca debe sobrepasar el pie.
  • Realízalas durante 30 segundos.
  • Zancada: de pie con las piernas juntas, coloca las manos en la cintura. Seguidamente adelanta un pie y flexiona ambas piernas hasta formar un ángulo de 90°. Mantén esta posición unos segundos y realiza el ejercicio con la otra pierna. Realízalas durante 30 segundos.Consejo: no cruces la pierna de atrás con la de delante. El ejercicio tiene que ser lineal. La espalda debe mantenerse recta y el pecho alto.
  • Puente: colócate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. A continuación, levanta la pelvis hasta forma un puente recto.
  • Trote ligero: descansa cada 30 segundos para recuperar y bajar pulsaciones.
  • Balanceo de piernas: con un pie en el suelo, levanta la pierna contraria y balancéala de un lado a otro a lo largo del cuerpo como un péndulo.

 

Supérate a ti misma poco a poco y cada día. Es más importante la calidad que la cantidad. No hay que invocar a las lesiones. Recuerda los múltiples beneficios que tienen estos ejercicios, los cuales reducirán el cansancio y aumentarán el nivel de autoestima. ¿A qué esperas para empezar?

Cambia a la versión móvil