Recomendaciones para entrenar con calor

24 July 2018

¡Qué el calor no te detenga! El verano está a la vuelta de la esquina y debes tener mucho cuidado con las temperaturas elevadas. Sobre todo, si realizas deporte. Muchas personas deciden no practicar ningún tipo de ejercicio en esta época del año por miedo a sufrir un golpe de calor u otras lesiones. Sin embargo, esto no debe ser ningún inconveniente si sigues nuestras recomendaciones.

En verano puedes seguir entrenando de forma efectiva. Eso sí, tu organismo necesita realizar un esfuerzo mayor para adaptar tu entrenamiento a los meses de más calor. Las pulsaciones serán más elevadas, tu rendimiento más bajo y el tiempo de recuperación más largo si no te guías de algunos consejos que facilitarán tu ejercicio con calor.

 

  • Realiza ejercicio físico al amanecer o por la noche. La temperatura ambiental será menor y podrás practicar el ejercicio que más te guste sin necesidad de sufrir un golpe de calor. Además, ganarás más energía. Por tanto, evita el deporte en las horas centrales del día, ya que hará demasiado calor y la termorregulación corporal funcionará peor.
  • Haz deportes acuáticos. La natación y el surf serían dos grandes ejemplos para disfrutar del deporte este verano. No solo te refrescarás sino que también ganarás en fuerza y resistencia. También tu cuerpo regulará la temperatura al transmitir el calor al agua.
  • Combina ejercicios y evita los deportes de alta resistencia y larga duración. Realizar un ejercicio físico de larga duración aumentará la temperatura corporal y perderás rendimiento, además de elevar las posibilidades de sufrir un golpe de calor. Por eso, una forma diferente de seguir practicando deporte en esta época del año sería combinar ejercicios cortos. Una buena rutina recogería 30 minutos en bici, 20 minutos de running y 10 minutos de natación.
  • Realiza otros deportes en un lugar fresco. Existen diferentes actividades que podrás realizar en interiores. La mayoría de gimnasios cuentan con aire acondicionado. Esto te ayudará a entrenar y disfrutar de varios deportes sin necesidad de pasar calor en la calle. Por ejemplo, con el squash quemarás muchas calorías y no te expondrás a las altas temperaturas.
  • Bebe muchos líquidos. Principalmente consume agua, al menos, dos litros al día. A través de la sudoración en condiciones de calor elevado, el cuerpo pierde grandes cantidades de agua y minerales que deberás reponer de inmediato.

 

Si te notas mareado, con dolor de cabeza, sudoración excesiva, confusión, problemas respiratorios… Deberás parar al instante, pues podrían ser los síntomas del golpe de calor. Evita el sol en las horas centrales del día, bebe agua y… ¡que nada te pare haga el tiempo que haga!

Cambia a la versión móvil